Descrito en 1945 por el Dr. Karl-Alex Ekbom de Suecia el Síndrome de piernas inquietas fue considerado durante muchos años una rara curiosidad. Hoy, el Síndrome de piernas inquietas está reconocido como una de las alteraciones neurológicas más frecuentes, llegando a afectar a un 4 -10% de la población general en grados variables de severidad. En un alto porcentaje (alrededor del 50%) hay antecedentes familiares.

El Síndrome de piernas inquietas se caracteriza por una sensación de disconfort o molestias desagradables en las piernas (en alguna ocasión también en brazos), que, en muchas ocasiones, resulta difícil de describir (hormigueos, pinchazos, dolor, quemazón , "como insectos debajo de la piel",....). Estas molestias suelen aparecer en reposo o en periodos de inactividad, cuando las piernas han permanecido quietas durante algún tiempo y llevan al sujeto que lo padece a una necesidad irresistible e imperiosa de mover las piernas. Generalmente, con el movimiento o al caminar encuentra cierto alivio, reapareciendo de nuevo los síntomas al sentarse o tumbarse.

Estas manifestaciones suelen aparecer o acentuarse a última hora de la tarde o por la noche, cuando se acerca el momento de acostarse, impidiendo conciliar el sueño, por lo que pueden acabar provocando un cuadro de insomnio grave. Estos síntomas tienden a ser más severos con la edad.


Aunque el diagnóstico del Sindrome de Piernas Inquiertas se realiza en base a los criterios clínicos reseñados, en determinados casos es necesaria la realización de pruebas complementarias como método auxiliar para asegurar el diagnóstico y evaluar la gravedad. 

Los exámenes diagnósticos que se suelen utilizar habitualmente son: 

Polisomnografía nocturna (fragmento correspondiente al registro electromiográfico (EMG) en pierna izquierda y en pierna derecha) donde se observan continuos Movimientos Periódicos de Extremidades durante el Sueño (PLMS). Estos PLMS se asocian frecuentemente al Síndrome de piernas inquietas.


El Síndrome de piernas inquietas suele estar infradiagnosticado y habitualmente existe casi siempre un retraso en su diagnóstico. Se calcula que desde que el paciente presenta los primeros síntomas hasta que se llega al diagnóstico correcto de la enfermedad suelen transcurrir un promedio de unos 2 años. 


Antes de iniciar el tratamiento de un Sindrome de piernas inquietas deberemos descartar previamente la posible existencia de una Ferritina sérica baja (en ese caso habría que administrar suplementos de Fe) o de una Polineuropatía subyacente.
De cara al tratamiento sintomático el Síndrome de piernas inquietas puede responder a varios tipos de fármacos. El tratamiento más habitual se realiza con agonistas de la dopamina como el pramipexol (Mirapexin), el ropinirol (Requip) o la rotigotina (Neupro). No obstante, según el tipo, su forma de aparición o su severidad se pueden utilizar también fármacos como benzodiacepinas (Rivotril), gabapentina (Neurontin), pregabalina (Lyrica) o incluso tratamiento con opiáceos como la oxicodona en los casos de Síndrome de piernas inquietas más resistentes al tratamiento.

 

  

 

 

 

TRASTORNOS DEL MOVIMIENTO RELACIONADOS CON EL SUEÑO

(Clasificación Internacional de los Trastornos del Sueño ICSD-3)

1.    Síndrome de piernas inquietas
2.    Trastorno del movimiento periódico de extremidades
3.    Calambres en las piernas relacionados con el sueño
4.    Bruxismo relacionado con el sueño
5.    Trastorno del movimiento rítmico relacionado con el sueño
6.    Mioclono benigno del sueño en la infancia
7.    Mioclono propioespinal en el inicio del sueño
8.    Trastorno del movimiento relacionado con el sueño debido a un trastorno médico
9.    Trastorno del movimiento relacionado con el sueño debido a medicamento o sustancia
10.Trastorno del movimiento relacionado con el sueño no especificado
11.Síntomas aislados y variantes normales
·     Mioclono fragmentario excesivo
·     Temblor Hipnagógico del pie (HFT – Hypnagogic Foot Tremos) y activación muscular alternante de la pierna durante el sueño (ALMA – Alternating Leg Muscle Activation)
·     Sacudidas Hipnagógicas (Sleep Starts o Hypnic Jerks)


Información y citas:
Telf:  965162200
              (Extensión: 324)

email contacto o información:

info@unidadsueno.es